Islamorada Candle at the Beach

Por qué las velas nos recuerdan momentos especiales

Los olores y los recuerdos están estrechamente relacionados porque el sentido del olfato está estrechamente relacionado con la parte del cerebro responsable de procesar los recuerdos, el hipocampo. Cuando experimentamos un nuevo olor, las moléculas del olor viajan a través de la nariz y se unen a receptores en el bulbo olfatorio, que está conectado al hipocampo. Esto crea una vía neuronal entre el olor y el recuerdo, lo que nos permite asociar ese olor con un recuerdo o emoción en particular. Por eso el aroma de una vela puede transportarnos a momentos especiales en el tiempo.

Los estudios también han demostrado que ciertos aromas pueden evocar recuerdos o emociones específicas. Por ejemplo, el olor a vainilla puede recordarle a alguien cuando horneaba con su abuela, o el olor a pinos puede recordarle a alguien una Navidad de su infancia. Además, ciertos aromas pueden tener un efecto calmante o estimulante, por lo que se utilizan a menudo en aromaterapia.

El sentido del olfato y la memoria están estrechamente relacionados y ciertos aromas pueden evocar recuerdos o emociones específicas, por eso el uso de aromas en diferentes situaciones puede resultar muy eficaz.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.